Antes que mujer soy persona

Quizás como mujer debería celebrar este día, pero no veo motivo alguno para hacerlo.

¿Qué se celebra exactamente? Que soy una mujer, que soy trabajadora, que ya no vivo en una sociedad dominada por los hombres, que hay igualdad… ¿Cuál es en concreto el motivo del festejo?

Celebrar algo así me parece una estupidez supina que, desde mi punto de vista, se desmorona por su propio peso. Es un absurdo más, parte de esta cultura inculta en la que nos movemos, por lo que veo, con más frecuencia de la que me gustaría.

Ser mujer: ya sé que soy una mujer, curiosamente alguien se dio cuenta desde que nací y yo después de algún tiempo, cuando tuve el conocimiento suficiente.

Ser trabajadora: las mujeres siempre lo han sido, dentro y fuera de casa, con lo cual no veo motivo especial para celebrar tal cuestión.

Vivir en una sociedad que no está dominada por los hombres: ¿en realidad creéis que esto es así?

Igualdad: la primera desigualdad que veo es celebrar el día de la mujer y no celebrar el día del hombre. Eso por no hablar de otras muchas cosas que todos sabemos como por ejemplo el entorno laboral.

Voy a citar a María Sampedro, una amiga que tengo en las redes sociales, quien saluda esta mañana en su Facebook con la siguiente frase “Buenos días. Hoy no celebro el día. Esto no es igualdad. Y si lo celebras elige una fecha para festejar el Día Internacional del Hombre”, no puedo estar más de acuerdo con ella. Yo tampoco lo celebro.

Desgraciadamente son más los mensajes que siguen la línea opuesta a ésta, no sólo en las RRSS, sino en cualquier otro medio, como éste: “Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la mujer” de Domingo Sarmiento (político, escritor y militar, entre otras cosas, de origen argentino).

¿Por qué tantos mensajes y noticias relacionadas con las mujeres hoy? ¿Qué pasa, que el resto del año no existimos?

Con este día y sin él, seguimos siendo las que cobramos menos, las que sufrimos en una mayor parte la violencia de género (son más mujeres que hombres), las que se tienen que abrir un camino lleno de piedras en un mundo que sigue gobernado por hombres, aquellas que escuchamos frases como “déjame que tú no sabes cómo funciona ese aparato” o “mujer tenías que ser”, las que seguimos siendo miradas como el sexo débil, las que no sabemos conducir… El día que todo eso cambie y lleguemos a una igualdad real será motivo de celebración para mí, y por supuesto será el día de los hombres y las mujeres, no el día de la mujer ni el del hombre.

Para terminar, mi reflexión: antes que mujer soy persona, y si tú no lo ves así es que eres promotor de días estúpidos como éste.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Curiosidades y reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Antes que mujer soy persona

  1. Gracias por el post, y enhorabuena.

    Pienso exactamente como tú desde hace muchos años. El estado actual de la brecha de género da de comer a no pocos parásitos que viven “del género”, y contribuye a apantallar desigualdades más profundas, dramáticas e importantes.

    No digo que esté todo hecho en el tema género, pero habría que cambiar de foco y volver a aquellas ideas que encierras en el término “persona”.

  2. Muchas gracias Juan.
    Hay demasiados aspectos que no entiendo de todo esto… y mucho menos de mujeres que apoyan este tipo de cosas, y digo cosas no causas, porque no creo que lo sea.
    Hechos como éste maquillan otros más importantes.

    Todos somos personas antes que de un género u otro, y a partir de ahí debemos empezar a caminar, mientras no tengamos este pensamiento seguiremos con incongruencias de este tipo y sufriendo sus consecuencias hacia uno u otro lado, dependiendo de por dónde venga el viento.

  3. Eso, por no seguir de los “servicios” generados a partir del fraude de ley con la Ley de Igualdad, o los cientos de estrambotes representados por el “miembros y miembras”.

    Los ciudadanos deberíamos priorizar las cuestiones verdaderamente esenciales a escala local, regional, nacional y mundial. Cuanto más unidos, más conseguiríamos… y más le preocupa al que le duela que podamos conseguir.

  4. Efectivamente, y no sólo la Ley de Igualdad, me gustaría que alguien me explicase para qué sirvió el Ministerio de Igualdad, aparte de como una vía de escape más para nuestro dinero, ése que se pierde con tanta facilidad.

    Hablas de un punto muy importante, la unión, ésa es una de las raíces de los problemas. No estamos unidos en absoluto, cada cual mira su ombligo y trata de llenar su bolsillo sin importarle lo más mínimo a quién se lleva por delante. Es muy duro pero cierto en gran medida.

  5. Seren dijo:

    La cuestión es celebrar algo.. Hoy por hoy hay casi un día para cada cosa y a cual más absurdo!

  6. Xuan Nel Gonzali dijo:

    Causalmente, tu amiga Maria Sampedro, es hermana de mi amigo Fernando Sampedro 🙂
    En fin, que quede aquí que comparto tus ideas sobre lo de la celebración y demás. Que continúes celebrando tu feminidad todos los días de tu vida 🙂

  7. Pues creo que voy a ser la que rompe un poco la dinámica…
    Creo que sí se ha de hacer marcar esta fecha justamente por tooodas las injusticias que enumeras que vivimos en el penúltimo párrafo.
    “Celebrar” el Día de la Mujer se trata de una discriminación positiva. Gracias a ella la distancia entre los derechos de hombres y mujeres se ha ido acortando a lo largo de los años.
    Yo, siendo mujer y encima de orígen africano con un color de piel que ha sido y sigue siendo discriminado, estar en contra de este tipo de medidas como es “celebrar” el Día de la Mujer, es tirar piedras sobre mi propio tejado.
    Está claro que soy persona antes. Está claro que aun queda mucho por hacer. Está claro que “celebrar” en un ambiente de tanta injusticia no pega, por eso yo solo digo “Hoy es el Día de la Mujer”. Y ojalá haya un Día en el que simplemente recordemos esas fechas y realmente esa distancia que comentaba haya sido completamente eliminada.
    ¡Un abrazo!

  8. MisterG dijo:

    No se si me considero en pro o contra esta celebración, creo que todas las conmemoraciones que sean consecuencias intrínsecas de situaciones sociales o políticas deberían tener fecha de caducidad, ya que, seguramente para todas aquellas mujeres pioneras y revolucionarias que lucharon por lograr el reconocimiento de igualdad de derechos, y que hasta entonces vivían eternamente en la sombra de los hombres, el hecho de haberse sentido reconocidas era todo un logro digno de festejar o aclamar, pero después de tantos años (más de 100), creo que pierde su sentido.

    • Gracias por tu comentario.
      Lo importante es que nos traten como personas y no como mujeres porque ahí radica la desigualdad que vivimos en el día a día, lo visible y lo no palpable, que son esos pequeños detalles como dejarte pasar delante, entregar la cuenta al hombre, no pagar en las discotecas, etc.

  9. Pingback: Sufragista | El rincón literario de Thor y Kira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s