Francisco I

Por el título ya sabéis de qué va este post: sí, del Papa, pero quiero empezar un poco más atrás de la elección del nuevo Pontífice.

Cuando Benedicto XVI dio a conocer su dimisión pensé: “Madre mía, menudo notición” y no porque yo sea papista, ni creyente, sino por el impacto de un acontecimiento de este calibre. Aunque yo no case con la Iglesia, no voy a obviar la importancia que ésta tiene para mucha gente, tampoco negaré su peso político y económico en esta sociedad (sí, la Iglesia es política y economía, pero esto lo trataré en otro momento). Y por supuesto pensé en la enorme decepción que debieron sentir los creyentes y defensores de este personaje como máximo representante de sus creencias.

Para abandonar tal cargo imagino que el sr. Ratzinger habrá tenido sus motivos, porque fácil no habrá sido, teniendo en cuenta el poder que supone, la buena vida y los privilegios, aunque ahora puede que goce prácticamente de lo mismo.

Foto de Wikipedia.

Foto de Wikipedia.

Dicho esto, la decisión se asumió y se eligió a otro representante. Habemus papam y esta vez la Iglesia ha querido romper todos sus moldes con el nombre de Francisco I, dicen los entendidos que el motivo está relacionado con los monjes franciscanos y su voto de pobreza, y claro, como estamos en tiempos de crisis hay que dar ejemplo, y la Iglesia es la viva imagen de la pobreza.

¿Alguien se lo cree? ¿De verdad hay quien piensa que la Iglesia se solidariza con las víctimas de esta situación económica?

Si es así ¿por qué no lo demuestra con hechos? Y por favor, que nadie me venga a decir que la Iglesia tiene Cáritas y demás asociaciones sin ánimo de lucro porque eso lo pagamos todos con nuestros impuestos, por cierto, que la Iglesia no paga ninguno de ellos por todas sus posesiones, ingresos, sueldos, etc. Así que no, no cuela. Que me intenten convencer con otro argumento porque ése está manido.

Lo que veo con este nombre y la explicación que han dado para ponérselo es que, una vez más, se trata de una artimaña para mantener engañados a todos los seguidores de esta secta legal y poderosa llamada Iglesia.

Nos quieren hacer creer que son modernos, que van con los tiempos y que están cercanos al pueblo… Si así fuera ¿por qué no hay mujeres? ¿Por qué todo es tan secreto? ¿Por qué se gastan tanto dinero en banalidades? Me encantaría saber cuánto ha costado el tiempo que han estado encerrados los del cónclave y realmente qué han estado haciendo, pero no, eso es secreto.

Sobre la Iglesia y sus modernidades he leído un post titulado “¡Con la Iglesia hemos topado!” en el que se da una serie de pistas para que este estamento se acerque un poco más a la era que estamos viviendo. No llegarán a nada de eso sencillamente porque no les interesa, ellos son así de transparentes.

Para terminar he de decir el juego que da este nombre…: Paquito, Curro, Paco, Cesc, Xisco, Cisco, Currito, Fran… La que le espera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y economía y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Francisco I

  1. serenword dijo:

    Gracias por la mención 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s