Tú también eres una pieza

Esta sociedad es una enorme máquina compuesta por millones de piezas denominadas seres humanos, cuyo eje central se llama capital.

Sí, vivimos en una sociedad capitalista en la que cada uno somos una porción, queramos o no, y por mucho que lo intentemos, ninguno, sí, ninguno de nosotros puede dejar de pertenecer a ella.

¿Podríamos vivir sin dinero?

Hace unos días mi amigo @Tesaliu colgó en Twitter este vídeo, que marqué como favorito por dos motivos: uno porque me gusta su mensaje, y dos, porque ya tenía escrito este post y me pareció muy oportuno utilizarlo.

Vivimos en torno a un artilugio con el engranaje perfectamente engrasado y diseñado para que, si uno u otro tenemos la intención de salir de él, rápidamente volvamos a ocupar nuestro lugar, porque así está ordenado, así está escrito y porque así debe ser. En definitiva, se mire como se mire, estamos pillados.

Ya sé que muchos pensarán: no, a mí no, yo no soy consumista, no caso con este gobierno o el otro, la tecnología no puede conmigo, vivo de alquiler así que no estoy atrapado por el banco, etc. Pero sí, no te preocupes que la sociedad también te tiene pillado, aunque seas ese pequeño tornillo que sobra cuando desarmas y montas de nuevo algún aparato, pero que sin él no marcha correctamente, o directamente no funciona y que al final tienes que usar.

¿O es que…?

-¿No tienes una hipoteca?: puedes tener un alquiler, pero aún así estás cogido, aunque menos.

-¿Nunca has tenido un vehículo?: una moto, un coche… Más los impuestos del papeleo, el combustible…

-¿No compras?: reconozco que compro plátanos de Canarias y cosas así, pero esto está montado para que, de alguna manera, necesitemos productos que al Mercado le interesa vender.

-¿No trabajas?: desgraciadamente 6 millones de personas en España no lo hacen, pero el resto… ¿Trabajamos para vivir o vivimos para trabajar y, de paso, pagar?

-¿No tienes hijos?: sabes de sobra que si el niño te pide las deportivas de moda acabarás comprándolas porque de no ser así, el crío será el hazmerreír del cole y terminará con problemas psicológicos.

Y así un larguísimo etcétera. ¿A que te ves identificado con algo aunque no esté aquí escrito?

Sí, nos tienen atrapados por el mero hecho de vivir, de existir. El ser humano es la única especie del planeta que paga por vivir en él ¿o aún no has caído en eso?

Definitivamente somos imbéciles por naturaleza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y economía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Tú también eres una pieza

  1. publikaccion dijo:

    cuánta razón en todo lo que dices :o)

  2. serenword dijo:

    Una vez más cuanta razón! los peores, aquellos que insisten en creer que no forman parte del sistema, hay que resignarse, aceptarlo y llevarlo de la mejor manera posible, al fin y al cabo se trata de “sobrevivir” 😉

  3. Ya ves, tirándome de la lengua. Si es que… El vídeo no se ve, copyright issues.

    Hoy estaba pensando en algo similar y la analogía perfecta es la rueda en la que corren los hamsters en su jaula y la sociedad en general. Hay pocos que están por encima de eso, pocos, pero los hay. No creo que seamos imbéciles todos, ni los que se dan cuenta de las cosas o se informan aunque no las digan ni mucho menos los que se dan cuenta y se aprovechan de la situación con su correspondiente beneficio material. Son estos los momentos en los que me gustaría que efectivamente hubiese algo después de esta vida y donde cada uno pagase por sus acciones. (Eso sería otro tipo de capitalismo errrrr, espiritual, que de hecho existe y del que por suerte o por fortuna conozco un montón acerca del tema.) Por otra parte, me vienen a la mente esas típicas escenas en las que alguien introduce una barra de metal entre las ruedas dentadas y el engranaje se detiene. Interesante eh?

    • Sí, te tiro de la lengua, ya ves 😉
      Lo del vídeo es una pena porque es realmente interesante su mensaje, lamentablemente no puedo hacer nada porque no es mío. Si lo encuentro por otra vía te lo haré llegar.
      Pues sí, es interesante lo que comentas. Lo del hamster me parece un buen ejemplo.
      Ese “otro capitalismo” del que hablas me interesa mucho ¿me lo detallarás por alguna vía por favor? Gracias.
      En cuanto a lo de la barra de metal, no te creas que no lo he pensado, de hecho cada vez que veo un bate de béisbol que ronda por mi casa me viene esa imagen a la cabeza. Es curioso.

  4. Pingback: El mal manda: el dinero manda | El Blog de Estefanía Alfonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s