Morro de Sa Bombarda

En esta ocasión hicimos la excursión ayer por la mañana y elegimos montaña.

El Morro de Sa Bombarda en Valldemossa, está un poco antes de llegar al pueblo, hay una pequeña zona donde se puede aparcar en el lado izquierdo de la carretera yendo desde Palma, los escaladores sabrán perfectamente de qué lugar se trata porque es el mismo aparcamiento que usamos para escalar en esa zona.

La ruta está clasificada de dificultad media, yo diría que media-alta, aunque no es muy complicada, pero subiendo hay varios tramos en los que debemos trepar, por lo tanto, quizás haya gente que tenga miedo de hacerlo y decida no terminar la subida. En cualquier caso, nosotros la hicimos sin mayor problema, pero he de reconocer que la subida nos pareció mucho más complicada que la bajada, ya que se va por caminos diferentes y el de vuelta casi entero se hace por una antigua carretera para carros.

Tracks. Foto de Estefanía Alfonso

Tracks. Foto de Estefanía Alfonso

Al parecer se trata de una ruta de 3 horas aproximadamente de duración, nosotros la hemos hecho en un poco más de 2 sin tener en cuenta el rato que estuvimos disfrutando de las vistas y de una agradable conversación entre ambos en la cima.

Los paisajes durante todo el camino son preciosos, como es habitual en las rutas de montaña, a quienes nos gusta el monte estas vistas nos parecen una maravilla, aunque sea todo roca.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Éstas son distintas zonas a lo largo del camino de subida y bajada, aunque encontramos algunas construcciones como un refugio para los rebaños, los restos de un antiguo poblado montañés que quedó destrozado por un derrumbamiento, y algo muy curioso: un lugar utilizado por los cazadores de tordos de la zona, es lo que aparece en la imagen de la izquierda. Al menos yo nunca había visto algo así.

Tenemos una anécdota que compartir: parte de la vuelta se hace por una finca privada y nos salió al encuentro el señor con su escopeta, quien muy amablemente nos invitó a salir de su territorio indicándonos el camino que debíamos seguir. Lógicamente obedecimos sin rechistar lo más mínimo.

Para terminar, comparto la foto de la cima. Una vez más mi amigo y yo conseguimos el objetivo: 541 metros de altura en 1 hora de subida y otra de bajada. Disfrutar de esas vistas con una compañía tan agradable no tiene precio.

Cima

Nota: Respetemos siempre la Naturaleza, respetemos la propiedad privada y no dejemos ningún rastro de nuestro paso (las únicas huellas que debemos dejar son las de las botas).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s