Puig d’Alaró

Reconozco que ésta era una cuenta pendiente desde hace muchos años y por fin la he saldado. Subir al Puig d’Alaró y ver las ruinas del castillo me ha encantado.

En esta ocasión han sido 822m. de altura muy asequibles de hacer. Nosotras decidimos hacer la subida por una zona más empinada y complicada, aunque no es nada difícil, y bajar por la parte cómoda de la ruta.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Como apunte histórico quiero comentar que el castillo es de época musulmana, y que en torno a él existe una antigua leyenda protagonizada por Guillem Cabrit y Guillem Bassa, que cuenta cómo estos dos hombres murieron quemados en el s. XIII después de defender el castillo y mantenerse fieles a Jaime II de Mallorca frente a la ocupación de Alfonso II de Cataluña y Aragón.

En un fragmento del poema El Comte Mal de Guillem Colom i Ferrà se narra este pasaje histórico del castillo:

“Quan la lluita es fa més forta, 

truca un missatger a la porta:

-Castellans, lliurau de pressa les claus del castell rebel
o de grat deixau-vos prendre:
el fort que car es deixi vendre
serà en sec fet pols i cendra,
insepults els qui el defensin i menjats pels corbs del cel.

-I, ¿qui amb tal ordre us envia?
Cabrit irat responia-
-Anfós d’Aragó i Mallorca jurat com a rei i hereu.
-No coneixem al reialme
altre rei que el rei En Jaume
A Mallorca, -i perdonau-me-
anfós és un peix que es menja amb allioli a tot arreu…

-Llamp del cel!, que és gran vilesa
sofrir més vostra escomesa!
¿Qui gosa amb tals paraules insultar el rei d’Aragó?
-crida Anfós als de la plaça.-
-Dos lleials: Cabrit i Bassa.
-¿Cabrit, dieu? Bona caça!
Doncs, com cabrits jur rostir-vos per escarment del traïdor!”

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Durante todo el recorrido se disfruta de maravillosas vistas no sólo de la población de Alaró, sino también del paisaje y la naturaleza, y por supuesto se goza de la compañía del Puig de s’Alcadena, situado justo frente de nuestra meta, y que juntos constituyen una magnífica estampa de monte en torno a las poblaciones que los rodean.

Conforme ascendíamos notábamos que cada vez las nubes eran más espesas, y, efectivamente, cuando alcanzamos la cima el paisaje dejó de verse y pasó a ser una niebla impresionante, lo cual nos trajo mucho frío. En cualquier caso valió la pena el esfuerzo realizado.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Nota: Respetemos siempre la Naturaleza, respetemos la propiedad privada y no dejemos ningún rastro de nuestro paso (las únicas huellas que debemos dejar son las de las botas).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s