Sa Foradada

Ayer estuvimos en la roca agujereada. La he visto miles de veces desde el mar y desde otros puntos de Mallorca, sin embargo nunca había estado en ella, así que ya tocaba.

El punto no es muy alto, son sólo 95 m., sin embargo subir a la roca y llegar hasta el vértice geodésico es una maravilla.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Esta ruta se empieza en Son Marroig, y es bastante asequible hasta llegar al pie de la montaña, ya que bajamos por un carretera sin asfaltar muy cómoda porque es amplia y llana. En todo momento vemos el boquete de la roca enfrente.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

En total son casi 7 km., no es mucho. Desde el punto de partida hasta la cima hemos tardado menos de una hora, y para el regreso han sido unos 45 min., contando subir y bajar de la roca, lo que quizás es la parte más complicada de la ruta puesto que hay que trepar, pero bueno hay un paso bien marcado el cual hemos utilizado para bajar. Nosotros hemos decidido subir por otra zona haciendo escalada deportiva, aunque no lo recomiendo si no se sabe y si no se va equipado. La excursión ha durado más ya que, aparte de la mini sesión de escalada, una vez arriba nos hemos parado a comer, a realizar diferentes fotos, y a cruzar desde una punta a otra de la roca.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

De la ruta que hicimos la semana pasada por los Miradores del Archiduque, dejé pendiente comprobar si el mirador al que no pudimos acceder podríamos visitarlo haciendo esta excurisón, pues no, no es posible, por lo que deduzco que el Mirador des Torrent de son Gallard, el que nos faltó visitar y que sólo vimos de lejos, se encuentra entre las fincas de Miramar (la de la semana pasada) y Son Marroig (la de ésta).

La finca de Son Marroig fue otra de las posesiones del Archiduque Luis Salvador. Fue un monasterio en la Edad Media, y en 1879 él lo convirtió en su residencia. Le impactaron las vistas que desde allí se tienen del Mediterráneo, y en particular de Sa Foradada, tanto es así, que en su libro Lo que sé de Miramar (1911) escribió: “Solamente Son Marroig por su situación con la vista hacia la Dragonera me parecía incomparablemente más hermosa”.

A raíz de que el Archiduque empezara a difundir las maravillas de Mallorca en sus círculos, comenzaron a llegar a Son Marroig artistas e intelectuales de índoles muy variadas, así como miembros de casas reales como Sissi de Austria.

Nota: Respetemos siempre la Naturaleza y la propiedad privada, y no dejemos ningún rastro de nuestro paso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s