Es Teix

¡Por fin!

Es Teix, mi cuenta pendiente, no sé por qué, pero siempre me ha llamado la atención, y por lo que sea al final no iba: se cancelaba la salida, no podía ir por otro compromiso, no me encontraba en Mallorca… Y que conste que jamás puse ninguna excusa para no ir, sencillamente se me resistía y claro, como todo lo que cuesta, cada vez me apetecía más y más coronarlo. Y llegó el día, y tengo que añadir que mis expectativas eran elevadas, pero la ruta las ha superado con creces.

La excursión fue espectacular, un camino precioso, variado en muchos sentidos: tramos fáciles y complicados, subidas y bajadas bruscas, llanos, acantilados, alguna pequeña cresta, una cueva…

Empezamos en Can Massana (Valldemossa), seguimos hacia la Font de s’Abeurada hasta el Pla des Pouet, allí tenemos varias opciones, de hecho hay un cartel con un mapa que las indica, nosotros elegimos ir hacia la Cova de s’ermità Guillem, después por el Camí de s’Arxiduc hasta alcanzar la cima del Caragolí (945 m.) seguimos una pequeña cresta, luego bajamos un poco hasta el Pla des Artiges y de nuevo ascendimos hasta el Puig Gros (938 m.), pasado este pico, continuamos la senda hasta encontrar una fita enorme por la que giramos a la izquierda, entramos en una propiedad privada subiendo la típica escalera de madera, y de frente vemos el majestuoso pico de 1.064 m. al que llegamos gracias a las  fitas que hay entre la vegetación y las rocas, esta subida es algo dura, pero había tantas ganas de abrazar ese vértice geodésico que el cansancio no se notó.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Cuenta la leyenda que en la cima del Teix se encontraba la silla del Rey Jaume, también conocida como del Rey Sanxo; fue construida con bloques de piedra de los alrededores, y al parecer fue destruida cuando hicieron el vértice geodésico.

Descendemos por el mismo lugar hasta llegar a la escalera y después de ésta tenemos que alcanzar la gran fita de antes, sin embargo esta vez cogemos hacia la izquierda porque hicimos la ruta circular, así que nos dirigimos al Refugio de Son Moragues, la bajada es algo pronunciada pero cómoda, poco después del refugio hay un merendero donde nos paramos a comer, después continuamos por el camino carretero conocido como Camí des Cairats, pasamos por una casa de neu enorme, la Font des Polls, un horno de cal, restos de carboneras… Seguimos siempre de frente hasta llegar a Son Gual, ya estamos de nuevo en el pueblo de Valldemossa.

Todo esto lo hicimos en unas 4 h. 30 min., y ronda los 14 km., la dificultad es moderada debido a la duración (en las guías suele poner unas 5 horas), y a algunos tramos de subida y bajada difíciles.

En cuanto a las notas culturales, hay varias a destacar, por ejemplo la casa de neu, los hornos de cal, las fuentes, el refugio, el merendero… Sin embargo quiero centrarme en otras.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Por un lado la Cova de s’Ermità Guillem: como se aprecia en la imagen, tiene puerta pero se puede visitar, eso sí, respetando las cosas que hay allí, la limpieza y el orden, ya que a veces está habitada. Este lugar es considerado un ejemplo del anacoretismo individual, la zona se presta a ello, y sin duda hay gente que pretende imitar al mallorquín Ramón Llull. La cueva recibe este nombre por la figura histórica del ermitaño Guillem, quien la habitó en el s. XVII. Como he comentado anteriormente, en la actualidad está ocupada de manera temporal, hay enseres dentro de ella (imagen de la derecha), hay un pozo con una instalación para sacar agua, libros, un camastro, y algunas otras cosas.

También quiero destacar la zona de bajada que elegimos, parte de la cual transcurre por la Coma des Cairats. Se trata de una inmensa garganta de una gran riqueza etnológica y tradicional ya que en ella se encuentran el depósito de nieve, varios hornos de cal, restos de carboneras y casetas donde los habitantes de este bosque pernoctaban.

Hay un proyecto de custodia de una parte de esa zona conocida como la Muntanya del Voltor, hay un área de rehabilitación donde el acceso es regulado, se puede ir con permiso, y allí se están llevando a cabo una serie de actuaciones para recuperar y rejuvenecer la riqueza natural, histórica y cultural.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

A lo largo del recorrido encontramos especies animales como el petirrojo y la jineta; en cuanto a la flora, hay muchísimos enebros y madroños. Sin duda se trata de una ruta fantástica en todos los sentidos.

De las vistas no es necesario añadir mucho, a 1.064 m. de altura, casi vemos la isla entera y más allá, de hecho a lo lejoos divisamos Ibiza por un lado y Cabrera por otro, además de picos como el Galatzó, Puig Major, Massanella, Sa Rateta, Na Franquesa, L’Offre, Alfàbia, s’Esclop y muchísimos más de todos los que forman esta maravillosa sierra mallorquina, por cierto, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2011.

Nota: Respetemos siempre la Naturaleza y la propiedad privada, y no dejemos ningún rastro de nuestro paso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Es Teix

  1. Pingback: Ermita de la Trinitat – Valldemossa | El blog de Estefanía Alfonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s