Puig de n’Ali 

El 24 de diciembre decidimos hacer una salida. Quizás no es un día muy común, pero precisamente por eso me gusta, ya que no se encuentra a mucha gente por los caminos y mucho menos en las cimas. Y así fue, estuvimos los dos solos. Para mi acompañante fue la primera vez en salir un día tan señalado y le encantó.

El sitio elegido fue el puig de n’Ali, ninguno habíamos subido y tampoco conocíamos gran parte de la ruta, así que mapa en mano nos lanzamos.

Desde el área recreativa Clot des Mercadal nos dirigimos de frente hacia una verja de madera con una escalera a la derecha, tramo de ruta del GR222, seguimos de frente por el camino ancho, pasamos por una gran roca con una lápida en memoria de una joven que sufrió un accidente allí en los noventa, a nuestra derecha vemos el puig Caragoler y a nuestra izquierda el puig de n’Ali. Continuamos en zig zag dejando a la derecha un camino que lleva a Lluc, seguimos ascendiendo y también dejamos una senda que sale a la derecha señalada con dos hitos y que nos lleva a un bosque (por ahí terminaremos la ruta), seguimos por el camino ancho hasta un rotlle de sitja, el camino empieza a desaparecer y se convierte en una pequeña senda ascendente marcada con hitos, aunque hay que prestar mucha atención porque es fácil confundirse, pasamos entre dos rocas enormes y salimos del bosque para encontrarnos en un collado con muchos árboles muertos.

Bajamos un poco en línea recta, pero enseguida vemos un hito que marca bajada y otro a la derecha más difícil de divisar si no se está atento, es éste último el que debemos seguir. A partir de aquí nos encontramos en un terreno cárstico cuyo camino está marcado por hitos que en muchos casos son complicados de ver dado que se confunden con el paisaje. Este tramo es todo de pronunciada subida por roca con ligera orientación a la izquierda hasta llegar al pie de la montaña, donde hay un gran hito debajo de un hueco enorme en la roca, no hace falta llegar hasta ahí porque para ascender a la cima tenemos que seguir por el lado izquierdo rodeando la montaña y siguiendo los hitos y algunas marcas de pintura hasta coronar nuestro pico.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Esta cima me resultó muy curiosa por la forma y porque tiene muchos bloques de roca de forma cuadrada y rectangular, bajo uno de ellos hay una especie de refugio donde parece que alguien ha pernoctado dado que hay restos de fuego, paja, velas, los huecos entre las rocas están tapados con pequeñas piedras para evitar la entrada del viento, etc.

La panorámica a 1.037 m. de altura es fabulosa: las bahías de Alcúdia y Pollença, las montañas de Alaró, el Massanella, el Pla…

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Como la ruta es circular, para bajar cogemos un camino estrecho marcado con hitos y que nos lleva de frente hacia el Massanella; aunque también es pronunciado, el descenso es mucho más fácil que la subida, siguiendo los hitos llegamos al Coll de sa Línea en menos de media hora, nos encontramos de frente con los dos pilones que marcan el ascenso al Massanella, sin embargo nosotros giramos a la derecha hasta que a nuestro lado derecho vemos dos hitos que marcan el inicio de una senda que nos saca del camino ancho que lleva a Comafreda; nos metemos en un bosque y avanzamos bajando por un torrente en el que vemos restos carboneros hasta llegar casi a la falda del puig des Grau, donde giramos a la derecha y llegamos al Pas de n’Arbona, todo está marcado con hitos hasta el final del sendero señalado con dos hitos y un pequeño escalón, se trata de la senda que vimos a la derecha durante la subida.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

A partir de aquí retomamos la misma pista hasta la verja de madera con la escalera, aunque ahora, en vez de saltarla, hemos pasado por debajo del puente y desde allí nos hemos dirigido al área recreativa sin necesidad de cruzar la carretera (esto también se puede hacer al empezar).

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

La ruta es complicada, sobre todo el camino de ida porque es fácil desorientarse y porque el terreno es incómodo dado que la subida es fuerte y muy rocosa. La hemos realizado dos adultos en 4 h. 15 min., no llega a 6 km.

Nota: Respetemos siempre la Naturaleza y la propiedad privada, y no dejemos ningún rastro de nuestro paso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s