Na Franquesa 

De los conocidos como “los tres miles” tenía éste pendiente y por fin llegó el día, sí, el 31 de diciembre. Digamos que se está convirtiendo en mi tradición navideña dado que llevo varios años haciendo rutas en días tan señalados como éste.

Na Franquesa es el pico más bajo de los tres, mide 1.067 m. frente a los 1.091 de l’Ofre y los 1.113 de Sa Rateta, si miramos de frente las tres cimas Na Franquesa está en medio. Cuenta pendiente saldada, ahora me queda la meta nueva propuesta: hacer la ruta de los tres miles de la Sierra de Tramontana. Llegará.

Para realizar la ruta salimos desde Cúber por el camino de la derecha si miramos de frente al embalse, vamos rodeándolo por la base de la sierra de Cúber, se trata de un camino que se construyó al realizar el embalse, vamos en dirección al refugio que está al final, y sin llegar a él nos incorporamos a la senda que sale a la derecha entre plantaciones de pinos y encinas y que sigue el curso del torrente en dirección ascendente hasta llegar a unas barreras metálicas que dan acceso al predio de Binimorat, cruzamos y cogemos por la pista ancha que nos conduce hasta el Coll de l’Ofre, aunque antes de llegar encontramos una pared y justo al cruzarla debemos girar a la izquierda, como referencia hay unos postes de madera clavados, por ahí se intuye un sendero muy estrecho que se dirige a un bosque de pinos, como el camino no está indicado y es muy fácil perderlo, la referencia que nos ayuda es el tendido eléctrico ya que lleva la misma dirección que nosotros. Cruzado el bosque, llegamos a un camino ancho, lo cogemos hacia el lado izquierdo y vamos hasta una torre del tendido eléctrico, de espaldas a la misma hay un sendero estrecho que lleva el mismo sentido de los cables, este camino está bien definido y además empezamos a ver algunos hitos, se trata de una subida empinada hasta llegar a una zona plana en la que a la derecha vemos otra torre de electricidad y unos hitos que marcan la vía a seguir para coronar el puig de l’Ofre, y a la izquierda hay otros hitos que nos llevarán a Na Franquesa, cuya cima está señalizada con un hito y varios trozos de madera.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Una vez en lo más alto, podemos disfrutar del precioso paraje que nos rodea. En la foto de más arriba se observa la Sierra de Cúber, el embalse (es una lástima que esté casi vacío, apenas ha llovido), el puig Major, Sa Rateta…

Hacia el otro lado vemos l’Ofre en primer plano, y es Cornadors entre otros montes, como se aprecia en la siguiente imagen.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

El descenso lo realizamos por el lado opuesto, es fácil de seguir porque está lleno de hitos hasta que llegamos a un collado entre Na Franquesa y Sa Rateta, hay una explanada y una pared separando las dos montañas, también vemos hitos que marcan el camino a seguir para alcanzar la cima de Sa Rateta pero nosotros atravesamos la pared por el paso marcado, y enseguida vemos dos rocas grandes con un hito en la de la izquierda (las piedras del hito se habían caído y nosotros las colocamos), a partir de aquí comienza toda una aventura de bajada: el camino es tan difuso y estrecho que se pierde, de hecho nosotros lo perdimos por lo que tomamos como referencia un desprendimiento que hay justo a la derecha y el embalse que también queda a nuestra derecha, y nos marcamos como meta alcanzar el camino ancho que se ve al fondo con una torre del tendido eléctrico (es el que habíamos seguido al principio y que por lo tanto nos llevará al embalse), una vez alcanzada la pista sólo hay que seguirla hasta el refugio y rodear el embalse, esta vez lo hicimos por el lado opuesto al de ida.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Hemos realizado la ruta dos adultos en 3 h. 40 min. paradas incluidas.

Como anécdota quiero contar que como era 31 de diciembre, decidimos hacer alguna tontería por aquello de ser fin de año, así que llevamos una bolsa de cotillón y uvas. Nos hicimos algunas fotos con antifaces, coronas, collares y hasta un matasuegras. A la hora de tomar las uvas, resultó que en mi lata había 10, tras las risas y algunos chistes, mi compañero me dio una y tomamos 11 cada uno. Hace muchos años que no tomo las 12 uvas en Nochevieja, y éste no iba a ser menos: comí 11 a las 14:00 aproximadamente.

Nota: Respetemos siempre la Naturaleza y la propiedad privada, y no dejemos ningún rastro de nuestro paso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Na Franquesa 

  1. Nacho Cuevas dijo:

    Las fotos son una pasada. Que envidia me das, ¡de la mala!.
    Estoy deseando que mi pequeñaja ande un poco para poder hacer excursiones sin tener que cargar con ella todo el rato y como las cabras ‘tirar pal monte’.

    Un abrazo grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s