Me agota

Hola, vengo a descargarme, y como este espacio es mío, pues suelto mi perorata porque quiero.

He decidido titular este post “Me agota” porque no quiero ser grosera y porque es lo que siento: agotamiento. Y ahora el sermón.

exhausted-151822_960_720Hace un mes aproximadamente llevé a Kira a cortar el pelo, para mí quedó preciosa, cuando la llevo suelo hacerle varias fotos y una de ésas se la envié a una persona, hombre, que conozco y que también se dedica a eso, con un comentario que decía algo así como “mi niña bonita”. Respuesta: “yo la hubiera dejado más guapa”. No quiese entrar en polémica porque he decidido pasar, por lo tanto obvié contestarle y seguí hablando como si nada, aunque si llega a aludir de nuevo al corte de pelo le suelto alguna, que una vez me callo, pero sólo una.

A los pocos días hice una ruta de montaña con una gente que apenas conozco, era a uno de mis picos favoritos de Mallorca, y cuando estábamos alcanzando la cima, mientras charlábamos sobre las dificultades, etc. dije “éste es mi pico preferido” a lo que uno, también hombre, me respondió: “No creo que lo hayas subido más veces que yo”. Me sentó muy mal y le contesté con cara de mal humor: “Es que yo no he dicho nada de eso”. Él entendió las palabras y el gesto y no añadió nada.

Después de este episodio, la semana siguiente aparco el coche entre un contenedor y otro coche bajo la atenta mirada de dos hombres que sólo se fijan en mis maniobras -dos, sólo dos- de aparcamiento. Y cuando me bajo del coche uno de ellos dice al otro: “Mira, ella lo ha hecho mejor que tú, pero no que yo porque lo hago más rápido” y los dos se ríen mirándome, así que decidí cambiar mi camino hacia mi destino con el fin de pasar por delante de ellos, me paré enfrente, a un palmo, del que habló y le dije: “Como vengo con frecuencia, la próxima vez me bajo y lo aparcas tú, ¿te parece bien?”. Hubo risas por parte del otro, si se esperaba una respuesta, que lo dudo, desde luego no era ésta, imagino que sería una más obscena.

Todo esto me ha pasado en un periodo de ocho días, y son sólo tres ejemplos de lo que tenemos que aguantar. Así que estoy agotada, cansada, harta, hasta el moño, exhausta, extenuada, hasta las narices de este tipo de comportamiento, por eso unas veces contesto y otras no. El tema me aburre hasta decir ¡basta!

¡Puñetera manía masculina por ver quién la tiene más larga!

Y bueno, esto por no entrar en el machismo que subyace en las situaciones, en especial en la última. Porque si entro en materia me cabreo y no vine a eso, sino a descargarme, pero ahora que lo pienso… ¡qué narices! Pues sí, también me agota el machismo al que nos vemos sometidas cada día, esos pequeños gestos que pasan desapercibidos para algunas personas: eso de dejarte entrar primero en un sitio, poner el cambiador de pañales en el baño de señoras, dar la cuenta al hombre, poner la cerveza al chico y el refresco a la chica, regalar trajes azules a las embarazadas que traen un niño y rosa a las que van a dar a luz a una niña, hacerle el regalo a la madre ya es un acto machista en sí mismo… Tener que escuchar comentarios como “¡qué raro que siendo una mujer no quieras casarte y tener hijos!”, “¿has montado ese mueble tú sola?”, “¿no te da miedo escalar?”, “¡trae, que tú no tienes fuerza para coger eso!”, y todos ellos van acompañados de gestos y caras, unas caras que te apetece cruzar de un bofetón, pero claro, sólo se queda en un pensamiento porque no me gusta la violencia y además tengo educación.

Aparte de estos comentarios, tenemos los obscenos del tipo “el coche va rajado” cuando solamente viajan chicas, esto lo he escuchado, lo prometo. También cosas como “tienes pechonalidad”, “estás fuerte, ¿eh?”, y otras aún más explícitas.

Por otra parte están las miradas, esos ojos que se van al culo, al escote… y tú hablando sabiendo que tu interlocutor no se está enterando de nada, o caminando mordiéndote la lengua para no soltarle un comentario.

También está la prensa, me voy a centrar sólo en la deportiva para no extenderme demasiado, y aprovechando los JJ.OO. Esa foto de la chica egipcia y la alemana jugando a volley playa que ha dado la vuelta al mundo: ¿en qué lado de la red había más machismo?, lancé esta pregunta en Twitter sin demasiado éxito. También ese bombo que han dado a la selección española de baloncesto masculino (medalla de bronce), y la menor cobertura de la femenina que ha ganado la medalla de plata. O adjudicar el mérito de Carolina Marín en bádminton a su entrenador, que también tiene su parte, pero que la que juega es ella. Y un larguísimo etcétera en lo que a deportes se refiere, porque si en la vida normal tenemos que soportar de todo, en los campos eminentemente masculinos como los deportes no merecemos ni estar.

Un punto y aparte para lo que en mi opinión es lo peor de todo, que muchos de los comentarios, gestos, y caras detallados más arriba vienen de mujeres. Sí, ésas que siguen pensando que somos el sexo débil, ésas que hacen las cosas de la casa para cuando sus maridos lleguen de trabajar, las que siempre están dispuestas para todo excepto para ellas mismas, las sumisas que flaco favor nos hacen a las demás.

Y para terminar, quiero dedicar este punto a los hombres que no piensan sólo con el falo, a los que están a nuestro lado en esta especie de guerra social, que por cierto parece que va a más. Muchas veces tengo la sensación de que vamos dando pasos para atrás en este aspecto. A esos hombres que también sufren el machismo por parte de unas y unos que les dicen “lloras como una mujer”, “eso no es de hombres” y otros comentarios cuyo único fin es insultar.

Por todo esto y mucho más de vez en cuando utilizo mi espacio como desahogo, para dar cuatro gritos por escrito y no dejar sorda a ninguna persona.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cajón de sastre y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Me agota

  1. David Orell dijo:

    Hola morena, ya sabes lo que opino de esos merluzos ;P
    Y como diría Manu Chao: me gustan las morenas, me gustas tú! XDDD

  2. Esto es un problema de educación y me temo que va a llevar más de una generación cambiarlo. Biquiños!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s