Puig de Na Fàtima

Hace una semana que Kira y yo realizamos esta ruta con Ana, de hecho fue su idea y a mí me pareció fenomenal porque no la conocía. Bueno, ella sabía el camino de ida, la vuelta teníamos que investigarla, y así fue.

Dejamos el coche en S’Estret, cruzamos la carretera y enseguida empezamos a ver las marcas azules, que por cierto están en los árboles, muy mal hecho por no cuidar la naturaleza, aunque he de reconocer que hay tanta maleza y el bosque es tan frondoso que lo comprendo porque los hitos casi no se ven. Continuamos las indicaciones en fuerte ascenso hasta que vemos un camino empedrado hacia la derecha, lo tomamos para ir al precioso mirador con vistas a la Bombarda, la zona en la que hemos dejado el coche, la carretera que viene desde Palma… Tras un rato allí volvemos hasta continuar con la dirección ascendente que llevábamos.

img_2115

La subida no es difícil de seguir porque está bien señalizada, la única complicación es la pendiente. Sin dejar nuestro camino marcado alcanzamos la cima de 651 m. desde donde las vistas de Raixa, Raixeta, otros picos y pueblos son preciosas.img_2131

Para el regreso habíamos tomado la decisión de investigar para hacer la ruta circular, así que, siguiendo un hito que vimos en el lado opuesto al de la llegada, empezamos a bajar hasta que dejamos de ver las marcas y tuvimos que improvisar y utilizar la intuición. Esto supuso un esfuerzo tremendo porque trepamos bastante hasta que volvimos a ver una marca, la cual comenzamos a seguir, a veces más por lógica que por señalización ya que, o no se veían, o no las veíamos, o estaban desmontadas… El hecho es que durante mucho tiempo, unas 2 h. aproximadamente, estuvimos perdidas aunque orientadas y con las ideas claras. Lo peor era el cansancio acumulado por las 5 h. que llevábamos ya, y porque me preocupaba Kira, tengo que admitir que, de haberlo sabido no la hubiera llevado porque en varias ocasiones tuvimos que cogerla en brazos y pesa 34 kg.

img_2116Finalmente conseguimos llegar hasta un punto que nos habíamos marcado como objetivo a la ida, ya que pensábamos que el círculo podía cerrarse ahí. Lo hemos llamado la “fita flecha”. A partir de este punto volvimos a ver el bosque de árboles con el tronco marcado con pintura azul, pero hay que andar con ojo porque es muy fácil despistarse, a nosotras nos pasó en una ocasión y tuvimos que volver hasta el último punto marcado para seguir buscando la siguiente señal.

Realizada de esta manera la ruta es complicada, imagino que sabiendo el camino o haciéndola solo de ida y vuelta es mucho más sencilla.

Gracias de nuevo, Ana, por descubrirme este sitio tan bonito, por ayudarme con Kira y por ser mi amiga.

Nota: Respetemos siempre la Naturaleza y la propiedad privada, y no dejemos ningún rastro de nuestro paso.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s